Congreso Invecom, V Congreso Invecom 2015

Tamaño de fuente:  ##icon.font_small.alt##  ##icon.font_medium.alt##  ##icon.font_large.alt##

Hacedores de historia

Ana Irene Méndez

Última modificación: 2015-03-30

Resumen


Aquí examinaremos el dilema del discurso veraz en la comunicación social. Nos enfocamos en el proceso de formación del comunicador. Hay tres elementos fundantes en esa formación: el manejo del lenguaje, la ética, y la curiosidad.  El manejo del lenguaje se imbrica con la curiosidad.  El comunicador debe ser un lector habitual, sin que escape de su interés ningún tópico.  Dice Morin (1999) que la comprensión es al mismo tiempo medio y fin de la comunicación humana. El comunicador tiene el rol de mediador, una de cuyas funciones es poner al alcance de los ciudadanos la información sobre el mundo en general y de la ciencia en particular, para facilitarle su organización y articulación. El valor de la ética no está  en prescribir o recomendar comportamientos.  Sabemos diferenciar entre el bien y el mal y el deber ser es actuar éticamente  Siguiendo a Morin, preguntamos: ¿estamos los miembros de la academia pensando nuestro cometido en el espíritu de una reforma paradigmática del pensamiento?  ¿Estamos capacitando a nuestros estudiantes para que contribuyan al conocimiento de sus audiencias?  ¿Estamos promoviendo una «inteligencia general»?

 

Palabras clave: formación en comunicación, lenguaje, ética, academia, inteligencia.




Añadir comentario