Descripción

Conviene precisar que  aún cuando se piense que por su propia naturaleza la  comunicación está conectada con el desarrollo, esto no siempre es así. Una comunicación conectada con el desarrollo, tal como ha señalado Adalid Contreras, debe estar intencionalmente dirigida y sistemáticamente planificada a la consecución de 
cambios concretos, tanto en la sociedad como en las instituciones y los individuos, con vocación por el cambio, el bienestar, la calidad de vida, la organización, la esperanza, el servicio público y la democracia.
Rosa María Alfaro, al respecto, sostiene que una comunicación al servicio del desarrollo es tanto medio como fin -aspecto y estrategia global-, y está comprometida con modelos 
y proyectos, macro o microsociales, y con los procedimientos que se implementan para plasmarlos. Se trata de una combinación compleja cuya aplicación nos muestra que el 
desarrollo está en deuda con la sociedad; la comunicación está en deuda con el desarrollo; y la teoría está en deuda con las experiencias.  Por su parte,  Luis Ramiro Beltrán clasifica las experiencias de comunicación y desarrollo en: i) Comunicación de Desarrollo, ii) Comunicación de Apoyo al Desarrollo, y iii) Comunicación Alternativa para el Desarrollo Democrático. Adalid Contreras añadió a esta tipología una cuarta dimensión al hablar de Comunicación-Desarrollo o Comunicación con Desarrollo.
La conexión entre comunicación y desarrollo,  desde América Latina, tiene una diversidad importante de aristas y desafíos para el pensamiento y la reflexión académica del campo comunicacional. Por esa razón la Asociación Venezolana de Investigadores de la Comunicación (INVECOM) decidió convocar su IV Congreso teniendo como temática central “Comunicación y Desarrollo”.  Este congreso, que se realiza cada dos años desde 2007, se desarrollará de forma conjunta con  el II Seminario de la Cuenca Amazónica de la  Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).


Congreso Invecom 2013